Historia del Restaurante Ses Voltes

El matrimonio formado por Juana Florit y Paco Carrasco empezó con un negocio en 1983 que poco a poco se convirtió en un punto de encuentro de los habitantes de Ciutadella de esa época. Ya lo era mucho antes, porque aquel primer escenario era parte de los negocios que regentaba la familia desde 1969 y en su día fue una pensión con servicio de bar con gran arraigo y tradición en esta ciudad del poniente menorquín.

Juana, que venía de una familia dedicada a los hornos de pan, se ocupó de esa cocina que tantos paladares conquistó desde el primer día. Paco, por su parte, dejó el trabajo en la fábrica de zapatos a pesar de las advertencias de muchas voces que le recomendaban aferrarse a un puesto laboral seguro. Juntos se aventuraron a abrir un bar-cafetería, bajo el nombre de Ses Voltes, en medio de las arcadas que dan vida al centro del pueblo. Aquella inauguración supo un hito en la época y es que con ella nacía la primera pizzería de Ciutadella, con una carta de 36 variedades de helados de elaboración propia y una revolución en la oferta que existía para el incipiente turismo que entonces, en el centro, contaba solo con los bares de toda la vida. Ese mismo afán de adaptarse a los tiempos con el que surgió este emblemático local, que había llegado para quedarse y al que los vecinos bautizaron entonces como Can Carrasco, sigue vigente en esta familia de emprendedores.

Su dedicación fue dando frutos y a la primera casa que alojaba el negocio se unió una segunda de las viviendas adyacentes, y años después, una tercera. De esa primera etapa viene la costumbre, que todavía hoy pervive en Ses Voltes, de atender a los clientes a cualquier hora del día para que puedan disponer de la cocina a su antojo sin preocuparse del reloj. Así lo han querido sus hijos, Tolo, Diego y Carlos, que ahora regentan el negocio hostelero y que un buen día y con el futuro del local ya sobre sus espaldas se hicieron una pregunta: ¿y si convirtiésemos Ses Voltes en un restaurante de vanguardia sin perder el encanto de la tradición?

La respuesta fue un sí de esos que lo cambian todo, y lo primero fue remodelar el edificio desde cero. Después de dos años de reforma, dudas, trabajos e intercambios de ideas, el 13 de marzo de 2008, veinticinco años después de que Juana y Paco abrieran la primera puerta del local, se presentó al público el actual edificio con un diseño novedoso, lleno de recovecos y diferentes funciones para cada espacio y así, una vez más, consiguieron revolucionar el panorama gastronómico de Ciutadella.

La cocina del nuevo Ses Voltes también ha guardado sus buenas costumbres y es que ha sabido combinar los mejores productos de la tierra con técnicas sofisticadas y el diseño de los tiempos modernos para mimar a la carta a un cliente que es para ellos el verdadero protagonista en este entorno.

Ses Voltes en casa, servicio a domicilio
Ses Voltes, pintxos i canyes
Ses Voltes, 5 plats 5 vins
Agenda
Diciembre 2017
lun mar mie jue vie sab dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Enero 2018
lun mar mie jue vie sab dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31